Equilibrio, del Latin aequilibrium es definido por la Real Academia Española (RAE) entre otros términos como:

  1. m. Contrapeso, contrarresto o armonía entre cosas diversas.
  2. m. Ecuanimidad, mesura y sensatez en los actos y juicios.

Podemos aplicar estas definiciones para describir desde el punto de vista metafísico, que significa estar y vivir en equilibrio, esa zona ideal que nos permite estar en armonía, actuar con ecuanimidad, mesura, etc.

No es una tarea fácil mantenernos en esa zona de equilibrio, esto debido a las complejidades de nuestras vidas; muchas relacionadas al trabajo, problemas económicos, familiares, de salud entre otros que nos mantienen vibrando alrededor de energías muy densas como la rabia, el rencor, la envidia, los celos, etc. que terminan sobrecargando nuestros chakras y se reflejan en nuestros cuerpos físicos con dolencias, pesadez, cansancio continuo y otros malestares e incluso enfermedades.

Para alcanzar esta armonia debemos trabajar sobre tres áreas fundamentales, estás son: el equilibrio con nosotros mismos, con la naturaleza y con todos aquellos que nos rodean. Para ello, la clave fundamental es el respeto, comenzando con respetar nuestro propio cuerpo que es el templo, el hogar de quienes somos. Debemos trabajar para que de manera consciente logremos alcanzar ese estado de equilibrio, y al que debemos dedicar todo nuestro empeño en evitar abandonar, ya que desde el primer momento que entremos  en este nivel de armonía vamos a notar de manera inmediata cambios positivos y extraordinarios en nuestras vidas; empezando por una mejor salud, mejor capacidad retentiva, mejor concentración, mejor comunicación con los que nos rodean tanto en nuestro hogar, trabajo, comunidad, etc. activaremos nuestros vibraciones energéticas que facilitarán la comunión con nuestro microcosmo, nuestra esencia, con nuestros guías, con nuestro dios.

Nos impulsará a visualizar con mayor claridad nuestros objetivos, metas y sueños; brindándoles la energía positiva necesaria para que estos se materialicen y recorramos el camino que nos fue encomendado a seguir en nuestra vida de aprendizaje con mayor optimismo, liberándonos de karmas y rompiendo las cadenas del mundo material que nos mantienen anclados bajo la conciencia colectiva.

Equilibrio con nosotros mismos

Cuando hablamos de equilibrio podemos visualizar como ejemplo la balanza de peso, esa misma usada como símbolo de justicia, y es que cuando una balanza tiene uno de sus extremos mas arriba que el otro es porque el que esta mas abajo esta cargando mas peso. Este ejemplo es también necesario traerlo a nuestras vidas, ya que todos los excesos nos llevan justamente a que estemos desbalanceados. Debemos evitar entonces todo tipo de excesos, como por ejemplo en la comida, en el trabajo, haciendo ejercicios físicos, en el consumo de alcohol, cigarrillos,  etc. es necesario entender que todos los excesos que cometemos en contra de nuestro cuerpo físico pasa el cobro de factura no sólo a largo plazo, sino que este se refleja de manera inmediata en cómo nos sentimos y que reflejamos hacia los que nos rodean.

Es importante entonces conducirnos en la vida bajo un consumo de alimentos balanceados, evitando comidas pesadas justo antes de ir a dormir, dedicar una hora para practicar actividades físicas tres veces a la semana, practicar actividades que alimenten nuestras vibraciones energéticas como el yoga, la meditación, etc. evitar el consumo de cualquier tipo de drogas incluidas  el consumo de alcohol.

Evitar ser consumidos por situaciones de stress de tipo económicas, familiares, de trabajo, salud, evitar conflictos y discusiones innecesarias, etc son ejemplos típicos de los problemas que tenemos que enfrentar a diario, por lo que tenemos que hacer un esfuerzo para que estos no se conviertan en excesos que nos saquen de nuestra estado de balance.

El las próximas publicaciones desarrollaremos estos temas con mayor profundidad indicando ejercicios sencillos que nos ayudan a mantenernos en armonía con nosotros mismos, también hablaremos de las otras dos áreas importantes que debemos considerar para así encontrar nuestra zona de equilibrio.

Equilibrio con la Naturaleza

Equilibrio con los demás

Anuncios

2 comentarios

  1. El equilibrio debe ser profundo en el ser y si primero debe ser uno el que se equilibra tomando decisiones de lo que es verdaderamente importante, que es lo que te hace Feliz. Partiendo de alli, se puede empesar a buscar el verdadero equilibrio. Es mi pensar

    Le gusta a 1 persona

    1. Saludos Alba, en efecto la búsqueda del equilibrio parte por encontrarla en nosotros mismos. Como mencionas, cuando nos encontramos en el área de balance; las decisiones que tomamos definitivamente estarán alineadas con el camino que debemos recorrer, lo que nos ayudará a encontrar la dicha plena y la comunión con nuestra esencia.

      Muchas gracias por compartir tus comentarios e impresiones, te invitamos a seguir nuestras publicaciones y también a dejarnos tus recomendaciones en la sección Contáctanos, elseptenario.blog fue creado con el propósito de compartir conocimiento entre todos los que estén interesados en la búsqueda de elevar consciencia, por lo que tus opiniones, comentarios y recomendaciones son de gran importancia para nosotros.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s